Nutricionista Patricia Echeverria: “Eliminar el pescado de la dieta no es recomendable”

Publicado el 20 diciembre, 2011 Por Diana Cabezas Abarca

Para la profesional, el consumo de pescados y mariscos no se deben restringir y menos provocar alarma entre la población.

Para la nutricionista, el consumo de pescados y mariscos no se deben restringir y menos provocar alarma entre la población.

A propósito del estudio del Ministerio de Salud (Minsal) que advirtió sobre una alta concentración de mercurio en la albacora y el atún, la nutricionista de la Clínica Integral, Patricia Echeverría, sostiene que no hay que eliminar el pescado de la dieta, ya que tiene múltiples beneficios para el organismo.

“Primero que todo, hay que llamar a la calma a la población, ya que es totalmente necesario el consumo de pescados en toda la comunidad, por la alta cantidad de ácidos grasos esenciales que contienen, así como de los nutrientes que trae, por lo que creo que no es recomendable hacer este aviso de no consumir este grupo de alimentos”, manifestó la especialista.

Además, puntualizó que “el llamado que se realizó fue a no consumir casi ningún tipo de pescados o mariscos de la costa chilena, ya que tienen altos índices de mercurio, en realidad es algo bastante alarmante para toda la población”, y añadió que eliminar el pescado de la dieta “no es recomendable”.

“Si bien los alimentos más consumidos por la población chilena son el atún y la albacora, igual hay que señalar que hay otros productos como el salmón, la trucha y las almejas, las que sí son consumidas y tienen propiedades beneficiosas para la salud de las personas”, agregó Echeverría.

Población en riesgo

Por otra parte, para la nutricionista de la Universidad San Sebastián, Tamara Pakozdi, “desde un punto de vista de salud pública, los grupos de mayor riesgo son mujeres en edad fértil, embarazadas y niños, por lo que la exposición prenatal o postnatal a metilmercurio (proveniente de pescados) puede generar consecuencias neurotóxicas”.

En ese contexto, la profesional agregó que “uno de los principales beneficios del consumo de pescados es la protección de la salud cardiovascular. El salmón, atún y jurel, han demostrado que por su contenido de ácidos grasos Omega 3, ayudan a bajar el colesterol LDL, más conocido como colesterol malo, y aumentan el colesterol HDL, llamado también colesterol bueno, el cual tiene un efecto preventivo sobre la salud cardiovascular, disminuyendo la incidencia de enfermedades coronarias”.

 

Noticias Relacionadas