Lo “sorprendente” del diálogo: Los avances y finalmente los acuerdos…

Publicado el 20 diciembre, 2011 Por Julio Jerez Reyes

No es la primera oportunidad y tampoco será la última, en que desde estas líneas destacamos las virtudes del “diálogo” como herramienta para solucionar diferencias y conflictos, con el convencimiento que conversando entre las partes cualquier situación puede llegar a buen término y de paso, con acuerdos en que los involucrados pueden obtener beneficios compartidos. […]

No es la primera oportunidad y tampoco será la última, en que desde estas líneas destacamos las virtudes del “diálogo” como herramienta para solucionar diferencias y conflictos, con el convencimiento que conversando entre las partes cualquier situación puede llegar a buen término y de paso, con acuerdos en que los involucrados pueden obtener beneficios compartidos.

Un claro ejemplo del poder del diálogo, se refleja claramente en el conflicto que mantiene el gremio de los taxis colectivos, cuyos dirigentes, tras el pasado paro de actividades, asumieron un compromiso con el ministro de Transportes, Pedro Pablo Errázuriz, para darle tiempo el secretario de Estado para buscar alternativas de solución a sus demandas, y entregar respuestas concretas en una fecha límite, donde, de no haber acogida, el transporte menor de pasajeros paralizaría nuevamente el país mañana miércoles.

Y esa fecha llegó este 15 de diciembre, oportunidad en que los gremios –y en días sucesivos– se reunieron con el ministro. Según el presidente regional de la Federación de Taxis Colectivos, Eduardo Lillo, el gobierno se habría comprometido a pagar un bono único de $150 mil, como una forma de paliar el alto precio que ha experimentado la gasolina en los últimos meses, subsidio, que se cancelaría por una sola en marzo del próximo año. Esta oferta, si bien no responde a la totalidad de las demandas del sector, fue considerada por los dirigentes como “un avance” que, además, permite continuar las negociaciones, lo que motivó la suspensión de la movilización programada inicialmente para mañana.

Sin embargo, los colectiveros consideran también que la solución propuesta por el gobierno es “la más mala de todas” –según Lillo–, ya que esperaban un monto mayor y permanente. Lo destacable es que pese a ello, entienden la oferta como “un avance”, por lo que manifestaron su disposición a continuar conversando.

Como se ve, cuando está el ánimo de dialogar, las cosas se desarrollan con fluidez y, de una u otra manera se alcanzan los acuerdos y con ellos, la solución de los conflictos…

Julio E. Jerez Reyes

Director (I)

 

Noticias Relacionadas